Acceder a EllasNo lo dudes preséntate al premio de innovación para recibir tus ayudas

Tiburones al acecho, cuidado

No te muestres como foca, de esa manera parecerás más apetecible para los escualos.

Estar en una situación de apremio financiero puede hacer que una persona salte la frontera de las leyes, aún sin darse por enterado. Hay muchas prácticas que son ilegales; pero son tan comunes que nos parecen de lo más normal. Cuando quieras pedir prestado, busca información y referencias sobre la persona, sea natural o jurídica, que te ofrece el préstamo.

En ocasiones es conseguimos tiburones al acecho y terminamos siendo un excelente bocado para ellos. Saben de nuestra necesidad y están listos para obviar todo lo que legalmente se exige. Sin papeles, tal vez no haya siquiera un recibo, todo termina siendo muy fácil y eso es algo muy atractivo.

focas

Escuchamos con frecuencia “tengo un amigo de un amigo que puede prestarte dinero sin problema alguno“, solo que no te hablan de lo que puede pasarte si te atrasas o no puedes pagar el préstamo en el tiempo acordado. Los prestamistas tiburones son llamados así, porque son salvajes, no hay más reglas que las de la propia naturaleza. El tiburón solo es un animal que hace lo que debe para sobrevivir, la analogía apela a las características y destrezas del animal que es visto como un feroz depredador, nos transmite la idea de cómo actuará un prestamista que sea calificado de tiburón. Ellos no tienen permiso de la Autoridad competente para cumplir con ese rol en la sociedad.

Todos hemos visto en algún momento películas de mafiosos que multiplican el dinero proveniente del delito a través de los préstamos. Las formas de cobrarle a quien no paga a tiempo suelen ser intimidatoria, violentas, fuera del margen de la ley. Es un mundo sórdido en donde la única regla es la del más fuerte que generalmente se come al más débil. Este último es atrapado por el sistema, por lo fácil que pinta todo cuando te van a prestar el dinero; pero al momento de cobrar es cuando el problema se presenta y en ese caso no hay negociación posible, porque los códigos que manejan estos malhechores se cumplen al pie de la letra. De otro modo perderán la autoridad que tienen y eso es como las marcas para una empresa, es lo que mayor valor posee en su entorno social.

ganster

Estos escualos no necesariamente se presentan con un sombrero gánster ala corta de medio lado y con un traje negro, zapatos blancos de patente y fumándose un habano. Pueden hacerse pasar por delfines, en una oficina; pero todos los trámites son amañados e ilegales y sin saber comenzamos a formar parte de un fraude por el que podemos terminar en una cárcel. Y solo levantamos los hombros diciendo; pero lo que yo hice todos lo hacen, ¿cuál es el problema? Es muy simple, el problema es que no es legal y el hecho de que desconozcamos la ley no significa que lo hecho deje de ser un delito.

Esto aplica tanto para quien presta como para quien recibe el préstamo, así que piénselo dos veces antes de recibir dinero de manera ilegal en calidad de préstamo o fungiendo usted como oferente del servicio a cambio de un interés monetario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR