Acceder a EllasNo lo dudes preséntate al premio de innovación para recibir tus ayudas

El fracaso, es la musa del éxito empresarial

La clave de la innovación radica en la capacidad que tienen las empresas para asimilar los fracasos y convertirlos en fuente de inspiración para reinventarse.

Una de las cosas que más admiramos es el éxito, cuando vemos a un empresario en la portada de la revista Forbes, decimos ¡guaooo! Allá es a donde quiero llegar cuando mi empresa tenga éxito. Creo que es más apreciado aún porque solo unos pocos logran llegar a ese estadio.

Cuando buscamos inspiración, buscamos leer historias de éxito, ¿A quién se le ocurriría la idea de leer historias de fracaso para inspirarse?, por dios, suena algo loco ¿Cierto?. No he visto grandes Best Sellers de libros con títulos como: Grandes historias de fracasados. O quizás uno que diga: “La fantástica historia del hombre que nunca tuvo éxito”. Son títulos que nadie buscaría para leer e inspirarse para comenzar un emprendimiento.

Pues te voy a decir algo que seguramente tú ya sabes, los éxitos se construyen, no llegan. Los éxitos son la cúspide de un montón de fracasos. Cuando nos damos cuenta de los errores que cometemos, es decir; estamos conscientes de que nos equivocamos, comenzamos a aprender. Cuando cometemos errores y no tenemos consciencia de ello, allí no hay ningún aprendizaje.

Flor crece en tierraFracasas, lo superas y aprendes, después de una buena cantidad de repetir el proceso llega por fin, la consecuencia, el anhelado éxito. Ya no suena tan descabellado aprender sobre los fracasos ¿Verdad?

Sabes que cuando fracasas, lo primero es aceptar que lo has hecho, luego debes comenzar a ver las cosas de otra manera; dicho de otro modo, comienzas a innovar en la forma de cómo llegar a conseguir lo que buscas, busca soluciones e incluso replantea el problema a resolver desde otra perspectiva. El éxito es de quienes persisten, de quienes son capaces de asumir riesgo y estar dispuestos a pagar el precio.

La dinámica de avanzar y retroceder, es el espíritu del éxito y no se mide el éxito como algo plano, inmóvil. Cuando tienes  éxito eso no te dura toda la vida, hay que administrarlo, innovando y arriesgando.

oficina¿Has visto como alguien que no haya alcanzado el éxito vende una idea? ¿Qué tiene de diferente con alguien exitoso que hace lo mismo? Alguien exitoso se arriesgará, mantendrá la pasión, aunque fracase una y otra vez, él o ella saben que debe aprender de los fracasos para crear nuevas formas para lograr la meta. En cambio quien no ha alcanzado el éxito probablemente no sienta tal seguridad, quizás decaiga con más fuerza ante un fracaso, quizás se empeñe en seguir haciéndolo a su manera porque considera que no ha fracasado; sino que los demás no son capaces de entender lo brillante que es su idea.

Fracasar es bueno, siempre que lo asumas y te sirva para reflexionar y generar a partir de allí nuevas fórmulas para lograr tus metas. Es bueno recordar que las empresas terminan siendo una extensión de sus creadores, si eres una persona exitosa, ¿Adivina qué? Tu empresa contará con el insumo esencial para que la lleves al éxito que todo empresario espera alcanzar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR